domingo, 20 de mayo de 2012

Esto. O morirme esperando.





Y en este camino empedrado
En que solo vale el empeño
No son pocos los que siguen
Sin haberse tropezado

Ni tampoco los que un día
Después de haberse caído
Han sabido levantarse
Aun sin fuerzas todavía

Que camino solo hay uno,
Y muchas maneras de andar,
Unos, a pies juntillas
Y otros echando a volar

Pero si un día te cansas
Y decides reposar,
Ten en cuenta que la vida
No se para a descansar.

Tú como siempre, yo como nunca.